Consejos de viaje para Nepal

12 enero 2019

Nepal es un país ubicado entre los Himalayas donde se encuentran las montañas más altas del mundo, como una de las más conocidas, el Monte Everest y otras siete denominadas Ochomil.

Nepal es una buena opción para escapar del invierno europeo y remar. Además, su cultura, la felicidad que transmite la gente y la variedad de climas que puede encontrar en el país hacen que sea un lugar mágico. Además, puedes aprovechar para viajar a la India y remar sus magníficos ríos.

Para remar tienes diferentes opciones, viajar desde los ríos de un día a los multi-days más difíciles e inhóspitos.

En esta ocasión y con solo un mes en el país decidí remar los ríos de un día y así aprovechar al máximo mi tiempo en Nepal.

Es una buena opción para escapar del invierno europeo y remar. Nepal es un lugar mágico, su cultura, la felicidad que las personas transmiten y la variedad de climas que puede encontrar en el …

Al remar tienes diferentes opciones, viajar desde los ríos de un día a los días más difíciles e inhóspitos.

En esta ocasión y con solo un mes decidí aprovechar al máximo los ríos de un día y así aprovechar al máximo mi tiempo en Nepal.

Aquí te dejo  unos consejos por si viajáis a Nepal:

Consejos para viajar por Nepal:

  • Transporte: Viaja siempre que puedas en un autobús local, tendrás una experiencia inolvidable y será mucho más barato que en cualquier otro vehículo.
  • Dormir: Donde quiera que vayas hay Guesthouse. No te quedes con la primera que encuentres, hay muchas en cada zona, pregunta por los precios y elige la más económica, la más bonita o la que más te guste, siempre hay mil opciones.
  • Comer: En Nepal tienen algunos platos típicos que recomiendo comer y seguramente serán el pilar de tu dieta durante todo el viaje. El Dal Bat, un plato de arroz con lentejas, verduras y carne; el Txomin, que son fideos con verduras; y los Momos. Estos son los platos más típicos que encontrarás, los mismos con los que se alimentan los nepalís, por lo que son platos baratos.
  • Negociación: Este es uno de los puntos más importantes. Regatear en Nepal es “obligatorio”. Si no regateas el viaje te saldrá el triple de costoso. Tanto al cargar kayaks en el autobús, como dormir o comer en hospedajes, te intentarán sacar unas monedas de más. Regatea siempre que puedas, no te avergüences, es algo normal entre ellos. Negocian como parte del juego. ¡No tengáis miedo y consigue el precio ideal! Eso sí, ¡siempre con una sonrisa en su rostro!
  • Entradas y salidas: casi todos los accesos y salidas de los ríos de un día son accesibles en autobús local. En algunos sí que es necesario ir en jeep, pero no es una logística muy complicada ya que en todos los pueblos encontrarás autobuses que tienen parte superior para dejar los kayaks.

Otra de las grandes preocupaciones que seguramente tengas, como muchos otros kayakistas es dónde podéis dejar el material que no usamos (la ropa, la computadora, los discos duros…).

No te preocupes, lo mejor es hacer un campamento base en una Guesthouse. Pokhara es un buen lugar.

Mientras organizas los ríos que vas a hacer o mientras remas por los ríos más cercanos a Pokhara, siempre puede permanecer en el mismo hospedaje. Solamente tendrás que explicarle vuestro plan al dueño de la casa. Le explicas que al regresar dormirás y comerás allí, así podréis llegar a un acuerdo y dejar vuestras pertenencias en un lugar seguro. 

Puede que os sea difícil de creer si habéis viajado por Sudamérica, pero ¡es que los nepalíes son muy buenas personas!

No te preocupes, lo mejor es hacer un campamento base en una Casa de Adivinanzas, ya que, por ejemplo, en Pokhara es un buen lugar.

Mientras organiza los ríos que va a hacer o remando por los ríos más cercanos a Pokhara, siempre puede permanecer en la misma Casa de conjeturas y decirle a su plan que va a ir unos días, pero cuando regrese, irá a Duerma y coma allí para que pueda llegar a un buen acuerdo y dejar su equipaje en buenas manos y viajar en silencio. Sé que es difícil creer que las personas que han viajado principalmente en Sudamérica, ¡pero los nepalíes son muy buenas personas!